La Pericia Cervical

La valoración de las lesiones cervicales resulta harto comprometida, por varios motivos, el primero, es que desde el médico asistencial al perito médico, hasta llegar a los magistrados, que son los auténticos poseedores del deber y obligación de valorar, es decir de puntuar las secuelas de unas lesiones, ¿quién no ha pensado que este o aquel lesionado/a ha exagerado la intensidad y la duración de la curación de un simple esguince cervical?

     El otro gran motivo de una clínica larvada, que se mantiene y recae en el tiempo, es la gran complejidad de la anatomía del cuello, no solo de la columna cervical, es decir, del conjunto de músculos, sistema nervioso, sistema vascular, sino también de la disposición de la cabeza, soportada por el cuello.

     Comenzando por la cabeza, se puede decir que su centro de gravedad está desplazado anteriormente, pues el cuello nace en la mitad postero-inferior de esta. Este déficit se compensa colocando por detrás del raquis a la musculatura paravertebral, que nos mantiene de pie (podría decir en bipedestación, pero quiero usar un lenguaje llano, que pueda entender cualquier usuario-seguidor, que no sea sanitario), e impide que nos caigamos hacia delante, aunque no siempre lo consigue. Por supuesto, para un mayor equilibrio de la estática craneal, también tenemos los músculos escalenos (por los lados) y los esternocleidomastoideos (anteriores), a los que ayudan multitud de ligamentos y algunos músculos más (estilo-hioideo, etc.).

    El sistema nervioso de la columna cervical lo constituyen los primeros ocho nervios raquídeos, que son los responsables tanto de la sensibilidad como de la inervación de los músculos mencionados (para que un musculo se contraiga es necesario que ese músculo esté conectado con el cerebro, que es el que da la orden, por un nervio motor y a su vez el musculo ha de informar al cerebro de la posición del cuello, giros bruscos, dolor, etc., mediante los nervios sensitivos). He de decir que el primer par (uno izquierdo y otro derecho) de nervios raquídeos inervan al musculo occipital de la región del mismo nombre del cráneo; de ahí las cefaleas occipitales, que incluso llegan a irradiarse hasta la frente.

    El sistema vascular lo constituyen las arterias vertebrales, que discurren por los agujeros vertebrales que las vértebras cervicales poseen a ambos lados, en las apófisis laterales de las mismas. Es en este punto donde hay que hablar de la curvatura de la columna cervical, o sea de la lordosis cervical; es decir, en vista lateral, es la curvatura de concavidad posterior que describe la columna cervical. Esa curvatura se rectifica en sentido contrario, cuando hay un latigazo cervical que ocasiona una contractura cervical, y el estiramiento concomitante de ligamentos provocando el esguince cervical. Bien, pues con la rectificación de la lordosis cervical, se lleva implícita la rectificación de las arterias vertebrales, responsables de los mareos y nauseas, incluso vómitos esporádicos, de los esguinces cervicales y de muchos cuadros filiados como jaquecas o vértigos.

     Para finalizar la exposición, me queda hablar de lo único que se ve en las radiografías de columna cervical, es decir, de las siete vértebras cervicales: poseen la mayor complejidad articular del cuerpo humano, pues comparten nada menos que ocho articulaciones (cuatro con la vértebra de arriba y cuatro con la de debajo, con la salvedad de la segunda vertebra (C2 o Axis) que tiene cuatro para la vértebra de abajo (C3) y tres con la primera (C1 o Atlas) que tiene esas tres articulaciones con C2 y tan solo dos en las que apoya el Cráneo, en total cinco.

     Si tenemos en cuenta que el centro de gravedad del cuello se encuentra a nivel de C5, ya debemos suponer que va a ser esta vértebra con C4 (por arriba) y con C6 (por debajo), donde se van a concentrar el mayor número de esguinces; aunque será C2 la que dará origen a las lesiones más graves, por fractura de la apófisis odontoides, la causante de las terribles tetraplejias.

     Es por todo esto por lo que la pericia de las lesiones de columna cervical presenta tal dificultad al valorarla, tanto para el magistrado, como para peritos y forenses. Creo que es un grave error que los forenses, por norma, tiendan a la baja y los peritos de parte a la alza, para que sus señorías opten por un término medio más próximo a la valoración del forense.

Otro día hablaré de la pericia de los peritos y de la pericia de los forenses. Y también habrá tema para hablar de la gran variabilidad de unos pacientes y otros.

                                                                                                       

Peritos Médicos Crespo

Escribir comentario

Comentarios: 5
  • #1

    José Megía (martes, 21 mayo 2013 16:13)

    Gracias, doctor, muy interesante su explicación.

  • #2

    Rosio Walworth (viernes, 03 febrero 2017 17:26)


    It is the best time to make a few plans for the longer term and it's time to be happy. I've read this post and if I could I want to counsel you some interesting things or suggestions. Maybe you can write subsequent articles referring to this article. I wish to read even more things approximately it!

  • #3

    Linda Wollman (domingo, 05 febrero 2017 18:03)


    Pretty section of content. I just stumbled upon your weblog and in accession capital to assert that I acquire actually enjoyed account your blog posts. Any way I'll be subscribing to your feeds and even I achievement you access consistently rapidly.

  • #4

    Maragaret Alexander (lunes, 06 febrero 2017 05:45)


    Thank you for the good writeup. It in fact was a amusement account it. Look advanced to far added agreeable from you! By the way, how can we communicate?

  • #5

    Arica Ocegueda (lunes, 06 febrero 2017 20:37)


    Nice blog! Is your theme custom made or did you download it from somewhere? A design like yours with a few simple tweeks would really make my blog stand out. Please let me know where you got your design. Thank you

Peritos médicos Crespo
Peritos médicos Crespo

Dr. Ángel Crespo

(Director Médico).

Confianza, experiencia y profesionalidad.